martes, enero 22, 2008

MANUEL...LO QUE NUNCA TE DIJE.

Llegaste dos años despues que yo nacì, eras el segundo de la familia, y desde entonces eras algo especial...

Siempre viviamos casi al mismo tiempo, despues de todo, ¿que son solo dos años de diferencia?, nos dedicabamos a vivir la vida como venia, y nos divertiamos juntos...

Empezamos a crecer y alli empezo la diferencia entre tu y yo, a mi me mandaron a una escuela y a ti a otra, y tambien era asi en los cumpleaños, a mi me daban unas cosas y a ti otras, no se si desde alli empecè a sentir celos de ti, o quien sabe...

La vida siguio su curso, nuetros padres se separaron, ¿por que?, no lo se, por lo que haya sido, y alli empezo a hacerse mas patente la separacion entre los dos, yo siempre queria ser el hijo mayor, el que debia tener todo y el que tenia el control de todo, y tu debias ser mi seguidor...
Estuvimos con mamà un tiempo y luego regresamos a casa de la abuela, y las diferencias seguian, solo que ahora estabamos juntos de dia y de noche, tu ibas a una escuela y yo a otra, como si el destino se empeñara en mantenernos distanciados, y sin embargo...

Sin embargo hallabamos tiempo para ser, aunque sea por un rato, hermanos de verdad, usabamos la imaginacion para hacer de nuestros juegos algo especial, nos divertiamos luego de ver la television a imitar las cosas que alli veiamos, nos divertiamos de una manera que solo nosotros comprendiamos, hasta la hora del baño era memorable, por que no habia malicia ni nada de eso, y por lo mismo no nos daba verguenza nada, hasta soliamos deslizarnos por el piso mojado completamente encuerados, deciamos que eramos patinadores, y nos reiamos a mas no poder, esos eran nuestros momentos de ser hermanos...

Tambien jugabamos a que eramos exploradores perdidos, o a veces jugabamos a que eramos boxeadores, saliamos a la calle a contarnos historias ridìculas, y a mas cosas que escapan de mi memoria...

La vida seguia su curso...ahora ya eramos mas grandes, y entonces yo me arrogaba el derecho de ser el que mandara de todos los hermanos, despues de todo, yo soy el mayor, y por lo mismo, me tomaba la licencia de ser cruel y despiadado, especialmente contigo...

Nos peleabamos por cualquier cosa...y siempre perdias la batalla, pero lo mas increible es que nunca te rendias, siempre te levantabas y seguias a pesar de que sabias no podias ganarme...
Dentro de ti se estaba desarrollando un sentido de independencia que yo no comprendia y que eso incluia el hecho que podias vivir las cosas segun tu modo, usabas la imaginacion para crearte un mundo que era tuyo y solo tuyo, un mundo al que yo tenia vedada la entrada y por lo mismo me hacia crecer esos celos que por ti sentia cada vez mas...

Tu llegaste a tener un gusto musical mucho antes que yo, te sabias todo lo que habia que saber respecto a personajes y cosas antes que yo, empezaste a madurar incluso antes que yo lo hiciera, tu llegaste a ser el de confianza...yo en cambio tenia que luchar a brazo partido para demostrar que por ser el hijo mayor yo tenia derecho a esas cosas que tu tenias...

Y la vida seguia, y con ello llego la edad de ser mayores, tu te fuiste a vivir al lado de nuestra madre mientras que yo me quedè con papà, no por gusto claro esta pero tenia que seguir adelante, y cuando llegabas de vacaciones a casa era todo un acontecimiento para los demas hermanos que llegamos a tener, todos te querian...todos excepto yo, que siempre queria seguir teniendo esa hegemonia sobre ti, y luego de los primeros dias de cordialidad volvian esas viejas rivalidades que teniamos...

Fue entonces que la enfermedad que tenias hizo explosion en tu cerebro...tenias epilepsia, y papà decidio que ya no podrias vivir sin supervision, que habia que cuidarte, y todo eso lleno a los demas hermanos de miedo y confusion, ¿como debiamos tratarte ahora?, no lo sabiamos, pero yo llegue a ver varias de tus crisis, y no podia hacer nada, solo esperar a que te calmaras y descansaras, solo eso...

Algo pasò entre papà y tu, no se que haya sido, pero decidiste que ya nunca volverias a verlo, asi que regresaste con mamà y luego de un tiempo y a pesar de que te pidieron que no te fueras decidiste seguir el ritmo de tu tambor, te fuiste a vivir lejos, estabas en Cancun, alla decidiste que tenias que vivir tu vida completamente solo, y no solo para demostrar que podias hacerlo, sino para cerrarle la boca a papà, por que decia que tu nunca podrias vivir solo, que no estabas hecho para eso...

Y lo lograste, durante varios años lo lograste, a pesar de lo que decian, a pesar de tu enfermedad, siempre tenias gente cerca que te podia cuidar, tenias esa magia que te hacia tener amigos donde sea, y ellos siempre estuvieron cuando te hacia falta... seguiste adelante a pesar de que lo que papà dijera, de que mamà estuviera preocupada por ti, incluso a pesar de lo que yo dijera, y hasta ahora vine a saber que, en cierta forma, tu querias vivir lejos de toda clase de agobio y de presion que alguien pudiera ejercer sobre ti...

Por cuestiones de trabajo me fui a vivir a Cancun, y entre una y otra cosa te llegue a ver algunas veces, tu ya estabas pasado de peso, pero estabas feliz, incluso hablabas de una dieta naturista que ya llevabas, y yo solo te escuchaba...estaba feliz de verte, luego de varios años de no saber de ti...

Tu decidiste que la musica...esa musica que tanto de encantaba, eso seria lo que te sacara adelante, a ti siempre te gusto cantar, y ya tocabas la guitarra, y empezaste como todos, desde abajo, te subias a los autobuses urbanos a cantar pero eso si, muy formal, sin ser pretencioso, amable, sonriente, cantando las canciones que te gustaban, yo te llegue a ver haciendo eso y debo reconocer que al principio me dio pena, pero despues dije que, despues de todo, eso era lo que querias hacer...

Llegaste a formar parte de un trio, tenias amigos en la musica, eras conocido, y poco a poco el velo empezò a caerse de mis ojos, tu eras especial a tu manera, y lo menos que podia hacer por ti era mostrarte un poco de respeto...

Mi trabajo en Cancun se termino y regrese a Merida a seguir con mi vida, y entre que estaba en un trabajo mediocre y trataba de mantenerme estable de vez en cuando llegaban llamadas tuyas a casa, y papà, que ya estaba muy enfermo, te contestaba, y preguntaba como estabas, lo que hayas hablado con el nunca lo sabre pero dentro de todo eso quiero suponer que decias que estabas bien y que no se preocuparan por nada por que nada te hacia falta...

Aun recuerdo ese Diciembre de 2004, estaba en la Plaza Principal, y te llame, y contestaste, te oias muy bien, decias que todo estaba muy bien, nos pusimos a bromear, y luego hablamos del futuro, y no se por que pero te pedi que hablaras a papà para aunque sea desearle feliz Navidad, y luego de unas palabras mas terminamos esa llamada...esa seria la ultima vez que escucharia tu voz.

Mamà llamo a medio mes de Enero ya en el nuevo año y decia que estabas muy bien, incluso hizo chacota de que te habias bebido una copa y que te pusiste mal, pero que no habia pasado nada...todo era algo normal...

Pero llegò esa otra llamada, esa que volvio mi mundo de cabeza, era la prima Norma desde la casa de mamà, y luego ella fue la que llamo...desesperada, diciendo que algo malo te habia pasado, yo no entendia, pero es que antes ya habian llamado a nuestro hermano Gabriel y a su mujer Yazmin...ya lo sabian...te habias ido...

El viaje a Cancun fue terrible, el tener que entrar a ese lugar lleno de cuerpos para reconocerte fue como haber entrado al mismo Infierno, escuchar esas voces silenciosas de esas almas pidiendo ser reconocidas, y entre esas voces escuchar la tuya...luego reconocer tu rostro...no se...no se por que Dios me dio tanta fuerza para poder hacer eso...no queria entrar alli, pero tenia que hacerlo, y aun sigo creyendo que baje al Infierno para poder rescatarte...

Los amigos tuyos se agruparon a darte el ultimo adios, te rezaron , te cantaron incluso...y el regreso, antes debiamos parar en Merida para que papà se despidiera de ti...y luego a casa de mamà, se me hizo eterno, en el mismo auto que llevaban nuestro hermano Angel y tio Leon...fue un viaje de toda la noche...

Llegamos, no se como pero tenia que enfrentar a nuestra madre, abrazarla y decirle que al fin te habia traido, y que ya era hora de que te llevaramos a descansar en paz, el tener que convertirme en sosten de mama era algo muy doloroso, nuestra hermana Elenita estaba alli, todos los parientes que nos vieron de niños ahora estaban juntos en algo que nunca crei tener que vivir, ir a la iglesia, luego a tu ultimo lugar de reposo, a los pies de la tumba de nuestro abuelo Don Ramon Caldelas Corro, oir que tio Ramon Chico te cantara por ultima vez...

Te fuiste, lo se...y grite como no lo habia hecho en toda mi vida, tenia que dejarte ir, que ecucharas que ya eras libre y que de alguna u otra forma estaba pagando todo el daño que te hice en alguna ocasion de tu vida...

Y aun ahora, cuando veo algo que tanto te gustaba, cuando escucho melodias que tu escuchabas, cuando vivo situaciones que se me hacen conocidas, me viene tu recuerdo, es como un deja vu, esas escenas vuelven una y otra vez, pero ya no tengo dolor mi hermano, ya no, al contrario, los recuerdos son felices, por que tu eras feliz a tu manera, y esas cosas disparatadas que solias hacer ahora las revivo cuando las veo realizadas en alguien mas, y me digo: a Manuel le hubiera encantado esto...

Todos en quienes dejaste huella te recuerdan con mucho cariño y alegria, y yo...lo menos que puedo hacer es recordarte como debe ser...como un hermano...

Hasta siempre Manuelito...haznos un lugar alla...que aca te cuidamos a mamà, a tu Chula, como le decias con mucho amor...no es un adios...es un hasta pronto...

MANUEL JESUS PEDRAZA CALDELAS
11 DE MAYO DE 1969- 27 DE ENERO DE 2005

No hay comentarios.: