jueves, mayo 22, 2008

LA CIUDAD DEL SUICIDIO: TIJUANA, DESTINO PARA AUSTRALIANOS QUE QUIEREN MORIR.


Parece sacado de un cuento surrealista, un grupo de australianos y neozelandeses estan tomando a Tijuana, Baja California. Mexico., como destino final de un viaje que no es turistico, sino con fines suicidas, y todo esto gracias a un libro que escribió el doctor Philip Nitschke que tiene el ironico titulo de una melodia sesentera, Killing Me Softly (Matandome Suavemente).

El ultimo caso documentado es de una mujer de Perth, Australia, que hizo el viaje de casi 12,800 kms hasta la fronteriza ciudad mexicana despues de haber leido ese libro, en donde se detalla la manera de poder comprar un medicamento llamado Anestesal, de uso veterinario, la mujer tenia sindrome post-parto y se sentia muy deprimida, y luego de leer sobre que en Tijuana se podia viajar para comprar el anestesico para suicidarse toma entonces la determinacion de hacer el larguisimo viaje hasta Mexico via Japon.


Una vez llegada a Tijuana se puso a buscar alguna farmacia veterinaria en donde le pudiesen vender el Anestesal entre cuyos compuestos contiene nembutal, un potente anestesico, y que mezclado con wisky se supone que acelera el proceso de muerte, ya con el medicamento y la bebida se registro en un hotel y tras meditarlo un poco mas se decide a beberse la mezcla que la mataria, pero algo salio mal.


El personal del hotel la halló aun con vida pero sin sentido, los paramedicos tijuanenses la llevan de inmediato al hospital, una vez examinada le sobreviene muerte cerebral, o coma por decirlo de algun modo, y tras algunos dias de agonia por fin fallecio, sus familiares tuvieron que hacer el penoso recorrido desde Perth para llevar el cuerpo de regreso para sepultarla.


Se sabe que desde al menos el 2001 existen ese tipo de viajes a Tijuana por causa de ese libro que escribio el doctor Nitschke, y que ademas es el presidente de una organizacion no gubernamental (ONG) llamada Exit International, organismo que lucha por promover la eutanasia en Australia, tambien se sabe que las autoridades australianas y neozelandesas tienen conocimiento de poco mas de 200 personas de ambas nacionalidades que han viajado a Tijuana, sea para suicidarse alla o para comprar el medicamento para matarse y regresar a sus paises de origen para utilizarlo en la primera oportunidad que tengan.


Lo preocupante de este asunto es que al parecer hay desinteres de las autoridades mexicanas para controlar esto, es mas, uno de quienes ya hizo el viaje a Tijuana para comprar el Anestesal pero que esta esperando el momento para usarlo ha declarado que existen locales que anuncian que venden articulos para australianos, de los que dice tener fotografias por si un dia alguien quiere hacer el viaje el se los pueda proporcionar para que no le cueste trabajo llegar, y tambien esta el hecho de que no hay restricciones para vender el medicamento, aunque quienes lo compren ni siquiera se parezcan a algun veterinario, tan solo bastan unos dolares en el mostrador y la droga es vendida, lo que se haga con ella ya es problema de quien la compra.


Ya bastantes problemas se tienen en Mexico con los suicidios domesticos y ahora nos llegan suicidas extranjeros, y yo pienso que el problema se debe resolver en ambas direcciones, pero sobre todo hay que marcarle el alto al doctor Nitschke, no es posible que exista un turismo de la muerte y que pongan a Mexico en el ridiculo internacional.








Fuentes:


Agencia Fronteriza de Noticias.


Diario San Diego.


RPP Noticias.


Exit International (sitio web)








Imagen:


http://images.google.com.mx/ (asta bandera de Tijuana)

No hay comentarios.: