viernes, junio 13, 2008

MERIDA INSEGURA. OTRA VEZ ESTAMOS A MERCED DE LAS PANDILLAS.




El 22 de Mayo pasado el joven Francisco Israel Vazquez Martin de 19 años de edad, y conocido pandillero de la banda de Los Macocos fue secuestrado por miembros de una banda rival, llevado a un paraje solitario a las afueras de Merida, golpeado salvajemente y rociado con gasolina para luego prenderle fuego, los atacantes identificados como de la banda Somos Morros Locos fueron identificados por el muchacho atacado que, increiblemente no murio como creian los otros pandilleros, y fueron detenidos.


La razon del ataque contra ese joven fue por que descubrieron que tenia relaciones sexuales con la mujer del cabecilla de los Morros Locos, un sujeto al que apodan La Boa, y que al enterarse, ordeno a sus esbirros los ubicaran y le dieran un escarmiento.


Ese escarmiento fue muy efectivo por que a 48 horas de haber sido rescatado, Francisco murió a consecuencia de las lesiones y las quemaduras que tenia, y los de la banda de Los Macocos decidieron "inmortalizarlo" en un graffiti que abarca todo un muro y se lo dedican a la memoria de Is como era conocido entre los pandilleros. (imagen de la izquierda).


Y esto ya ha encendido las luces de alarma...


Y es que el joven asesinado es sobrino-nieto de quien hace años en la decada de los 80s lidereó a Los Macocos, y que segun los vecinos, ya ha desenterrado el hacha de guerra, y sabe quien fue quien ordeno la muerte de su pariente, y los pandilleros ya han redoblado las pintas de muros incitando a la violencia contra los Morros Locos.


La policia estatal ya sabe de esto, y si bien ya ha implementado vigilancia en las colonias en donde se sabe que operan Los Macocos y los Morros Locos los vecinos ven que esa vigilancia es tibia, y que es una respuesta tardia a un problema que se viene gestando de hace años, por que cuando las pandillas fueron combatidas en la decada de los 80s y parte de los 90s estas dejaron de cometer desmanes y por consiguiente la vigilancia policiaca decayó.


Esto por desgracia permitió a unas pequeñas celulas de esas pandillas seguir cometiendo delitos menores y defendiendo lo que consideran son sus derechos territoriales, sin que ninguna autoridad los molestara.


Pero ahora la bomba ha estallado, y la reciente pinta del graffiti en el sitio cercano de donde fue secuestrado ya preocupa a la gente que tiene que verlo, es, como dice un vecino, una declaratoria de guerra, una remembranza a un pandillero, a un vicioso que por meterse en lo que no tenia que meterse halló la muerte de manera terrible.


Las autoridades deben mantener mano dura contra la inminente guerra de pandillas que se gesta en Merida, y sobre todo se debe vigilar mejor a la ciudad, no quiero ver que esos tiempos en que las pandillas mandaban esten de regreso.








Fuentes:
Diario de Yucatan.
Yucatan Ahora






Imagenes:
Pandilleros detenidos luego del asesinato de Israel Vazquez tomada del Diario de Yucatan.
Graffiti de Israel tomado de Yucatan Ahora.








No hay comentarios.: