sábado, junio 07, 2008

PARA NO CAER EN DROGAS...LA OSCURA HISTORIA DE MIGUEL.





Le llamaré Miguel, pero igual pudiera ser Juan o Pedro o quien ustedes quieran, yo lo conocí hace algunos años, cuando no estaba tan maleado, pero lo que me tocó ver despues es como para revolver el estomago.


Para empezar es seis años menor que yo, pero se ve todo estragado, es mas, aparenta por lo menos cinco mas que yo, por ratos se le va el avion, y ya no puede vivir sin beber una botella de caguama y sin drogarse, ¿como empezo todo esto?.


Hasta donde yo se el tuvo una infancia algo dificil, su madre lo dejo en casa de sus abuelos paternos mientras hacia vida marital con otro hombre, de su padre biologico nada se sabe, y el indefenso Miguel, para hacer mas llevadera su existencia en esa casa, llamaba a su abuelo como papi y a su abuela como mami, todo parecia ir bien para el hasta que descubrio que podia pedir lo que quisiera sin tener que rendir cuentas de lo que hacia a nadie, o al menos a los abuelos no les importaba gran cosa fuera de que cumpliera las tareas escolares.


Aprendio a conducir auto a los 13 años, y a los 14 ya andaba de vago por donde sea usando el auto de su abuelo, y a veces se daba escapadas para ver a su madre, pero tenia que hacerlo rapido dado que el hombre con quien vivia era demasiado celoso y no le permitia que viniera a la casa, y entre escapadas de la casa de los abuelos y correrias menores se fue haciendo mayor.


A los 18 años se metio a cumplir el servicio militar, el ya habia aprendido a beber cerveza, pero en el ejercito se fue "puliendo" en el arte de fumar cigarros, despues empezó a experimentar con la marihuana, y a meterse alcohol del barato, aguardiente pues, y cuando estaba franco se metia en constantes problemas porque no podia controlar su temperamento, se pelaba con medio mundo y en el ejercito se hizo de muchos enemigos, se habia vuelto un mal peleador que cuando iniciaba un pleito usaba lo que estuviera a la mano para hacerle daño a sus rivales.


Esto sin embargo no impidio a Miguel ser una persona diferente cuando estaba sobrio, tanto asi que se caso a los 19 años y eso por que se acostó con su novia entonces y la embarazó, al principio no queria casarse con ella, pero se hallo con el inconveniente de que si no lo hacia lo meterian a la carcel por que el futuro suegro resulto ser compadre de un policia judicial, asi que no le quedo de otra y se caso con la que habria de ser su primera esposa, mas no su primera mujer.


Es que el tenia una labia asombrosa, podia tener a la mujer que el quisiera, y sus constantes borracheras y fumadas de marihuana las justificaba con el argumento de que era su unica distraccion de tanto trabajo, pues ya trabajaba como operador de autobuses urbanos, un mundillo en donde las drogas casi siempre estan presentes, alli conoció las pastillas psicotropicas, con solo una que tomara se podia sentir muy activo todo un dia y sin sentir hambre ni sed.



Un dia su esposa ya no aguanto mas y le dijo que, o dejaba las drogas, o se divorciaria, el se puso como loco y la golpeo con furia, los vecinos escucharon el escandalo y llamaron a la policia, estuvo en el penal y alli siguio aprendiendo las mil y una formas de conseguir drogas, en el encierro conocio una droga nueva para el: la cocaina.


Cumplio su sentencia de carcel y al salir se hallo con que en la casa en donde vivia ya no le permitian la entrada, su mujer le habia puesto una demanda de divorcio mientras estaba encerrado, el trato de convencerla para evitar que lo corrieran de casa, pero perdio la batalla, y acabo pidiendo asilo en casa de sus abuelos otra vez, debio firmar el divorcio y dar una pension a su ahora ex-mujer, pero al parecer eso no le hizo tanto daño como verse sin dinero y con necesidad de drogas.


Trabajaba de lo que fuera, para tener dinero con que comprar cerveza, cocaina y marihuana, ya era algo que necesitaba, y siempre decia a quienes lo querian escuchar que el podia controlar el vicio y que el dia que quisiera el podia dejarlo sin mas.

Craso error en el que caen los viciosos...


Deje de verlo unos años, y cuando volvi a verlo ya andaba en lo que me contaron era su tercera mujer (nunca supe que fue de su segunda mujer pero segun dicen tambien la golpeaba), estaba ya por dar a luz un hijo suyo y se veia muy feliz por que decia que ya todo iba muy bien en su vida y que ya tenia trabajo estable, le pregunte en donde y resulta que era operador de trailer en una empresa fletera... solo de escuchar eso me senti inquieto, ¿operador otra vez?, ¿como le hizo para pasar las pruebas antidoping sin ser detectado?.


Nace su hijo y luego de unos viajes de trabajo regresa a casa, estando alli se le ocurre fumarse un cigarro de marihuana ante el enojo de su mujer quien le reclamo y una vez mas ese demonio que vive en el salio a flote y le propino una salvaje golpiza, estuvo a punto de ir a la carcel otra vez, pero ahora lo salvó su madre, quien lo acogio en su casa y lo defendio a capa y espada sin saber que clase de hijo tenia, al final como en la primera vez, Miguel acabo perdiendo sus cosas a manos de su tercera mujer.


Con una hija de su primera mujer, y otro de su segunda, y uno mas de su tercera mujer, Miguel andaba sin rumbo, pero se las arreglo para tener a una cuarta mujer a la que, como ya era habitual en el, la convencio de vivir con el a pesar de que ella se habia enterado de la clase de hombre que era el, y al igual que las otras veces, el la embarazó como a las otras, y el alcohol y las drogas seguian siendo su piedra angular de su vida.


Un dia vino de visita a mi casa y mientras platicabamos el tomaba una cerveza de lata que ya traia, al acabarla acható la lata de una forma curiosa y luego la perforó con una aguja, para luego ponerle lo que parecian unos gránulos de sal grandes, era crack, las famosas piedras que les llaman, acercó un encendedor a esos gránulos y aspiró el humo como desesperado, el olor era increible, como de polietileno quemado, yo estaba azorado.


El debio darse cuenta porque me dijo que si acaso eso le molestaba mejor se salia, conmigo no se metia por que sabia que yo si podia hacerle pelea fuerte, y recuerdo que le contesté que mejor dejara de hacer eso, porque si un dia se metia en problemas yo no queria salir involucrado, asi que luego de fumarse esa cosa se salio y se disculpó por el mal rato que me hizo pasar.


Andaba errante de casa en casa, su abuelo, su papi como el le decia hacia tiempo que habia muerto y su abuela ya no queria nada con el, en casa de su madre solo estaba por temporadas, y cuando conseguia mujer nueva se iba a vivir con ella solo para acabar mal.


Un dia estaba contento, lo habian contratado para trabajar de operador en una empresa de transporte urbano en Cancun, tan pronto alla dije para mis adentros, justo en la mata, alla las drogas se consiguen facil, y si, se fue a vivir alla.


Pasó el tiempo, por cuestiones de trabajo fui a Cancun con un supervisor en su camioneta, llegamos a esa ciudad y en un crucero se nos acercó un sujeto con barba crecida de varios dias y flaco, empezó a lavar el parabrisas, y al verlo mejor noté en ese hombre algo familiar, y el estomago se me encogió, era Miguel, sucio y con sandalias que eran de tercera mano.

¿Que le paso?.


Lo unico que supe es que se drogaba para hacer dobles turnos de manejo en los autobuses, un dia se le acabó el efecto de la droga y en lo que llaman los choferes un pestañazo tuvo un accidente grave, arrolló un taxi con turistas abordo, una mujer murio, y el fue a parar a la carcel de nuevo, y cuando lo vi tenia un mes de haber salido y vivia en las calles...pero eso si, nunca le hacia falta quien le diera una cerveza para que estuviera contento, que pena.


Y el no puede decir que por las circunstancias en las que crecio es como es, no señor, yo tambien tuve una infancia dificil y sin embargo elegi seguir la vida sin vicios, ¿por que el no pudo?.


¿Alguien alla afuera me puede explicar por qué?, ¿hay circunstancias que predisponen a uno a caer en vicios como los de Miguel?, ¿eso se hereda o es por eleccion?... diganme, necesito saber.





Imagenes:






1 comentario:

Anónimo dijo...

Uno muchas veces se pregunta eso, cuando ve personas en los cruces pidiendo dinero, gente aún en edad productiva y que su estado físico denota aún fuerza, a la mayoria de las personas nos toca luchar para poder seguir adelante, y muchos se quedan en ese intento y caen, será como dice mi madre que no todos tenemos la misma fuerza de voluntad, aunque, eso también podría ser solo un pretexto.


saludos.


Wica