jueves, abril 14, 2011

QUEMA MUCHO EL SOL XXXV.


Ver para creer por Dios...


Esto pasó en Michigan (no dicen exactamente en qué ciudad) en Estados Unidos, un bebé llamado Dominic Dill-Reese de 15 meses de edad fué llevado a un restaurant de la cadena Applebee’s con su familia, su madre había pedido que le sirvieran al crío un jugo de manzana... pero algo salió terriblemente mal


Efectivamente, le dieron un vaso, pero no era el jugo solicitado, era una margarita, y esa bomba lleva tequila, el niño se la bebió y...


El comportamiento del niño cambió, empezó a hablarle a las paredes y a menear la cabecita como si estuviera somnoliento... o ebrio.


La madre de Dominic Dill-Reese puso el grito en el cielo, el gerente no sabía que decir ante esto y el bebé debió ser llevado de urgencia a un hospital, su nivel de alcohol en la sangre era de 0.10% por encima de los permitido a un adulto, y en el caso del niño era potencialmente mortál.


Afortunadamente el niño está bien y no se cree que se acuerde de nada en el futuro, pero la furibunda madre ya piensa en una buena demanda en contra del restaurant.






Fuentes:

---Exelsior.

---Edu News.






Imagenes:

---El bebé involucrado y el restaurant, tomados de Edu News

No hay comentarios.: