domingo, diciembre 23, 2007

UNA PEQUEÑA HISTORIA QUE LE PUEDE PASAR A CUALQUIERA

Esta es una historia ficticia que a cualquiera le puede pasar, es un sujeto al que he llamado Mario Lopez, tipo de nombre comun, pero, ¿quien es el ?.



Para empezar el trabaja en una empresa de las mas grandes de Mexico, es ejecutivo de nivel medio, muy trabajador y su sueño es ser presidente de esa empresa, asi que trabaja muy duro para lograr ese objetivo, se capacita, se desvela, hace lo que en su alcance esta para llegar a esa meta, ya tiene 44 años de edad, es casado con una bella mujer morena que cocina muy delicioso, se llama Isabel, y cada vez que van invitados a su casa, que por cierto es muy bonita y esta en una zona de clase media alta, y degustan lo que ella les prepara a sus huespedes, estos alaban la exquisitez de sus platillos.



Tiene tres niñas, una de 13 años se llama Alicia, la otra de 10 es Anabel y la mas chica tiene 8 y se llama Adriana, pero esta ultima nacio con un problema que le impide caminar, asi que debe estar en una silla de ruedas, pero a cambio de esto aprendio a tocar la guitarra, y cuando la toca, canta con muy bella voz, y su madre le hace segunda con su voz no menos gloriosa, ademas tiene un gato gris esponjado al que llaman Ticho, es un gato muy bonito.



Mario ya se esta empezando a quedar calvo y eso le preocupa mucho, es poseedor de una camioneta Chevrolet Trail Blazer muy bonita y espaciosa, ademas los fines de semana juega al futbol con sus compañeros de trabajo en un parque publico muy grande y tiene ademas una bicicleta de montaña que saca los fines de semana para hacer ejercicio.



Para colmo de buena suerte acaba de ser nombrado gerente regional de esa empresa y tiene todos los privilegios que eso implica.



Y sin embargo el se sentia triste...muy triste.



Un dia se fue a hacer su chequeo anual con el medico de la empresa y mientras lo examinaban le dijo esto al galeno:



-Estoy triste...muy triste.

-¿Y eso por que mi amigo?

-Es que yo queria ser presidente de la compañia, en vez de eso me nombran gerente regional, y eso no me gusta.

-Bueno mi amigo, yo no soy psicologo, asi que yo que usted me quedaria con ese puesto y lo disfrutaria.



Asi que el medico le extiende el certificado de buena salud y lo despide sin mas del consultorio.



Otro dia en que lleva su auto al servicio preventivo se pone a platicar con el mecanico y le dice esto:



-Estoy triste...muy triste.

-¿Y a que se debe si se puede saber?

-Se me esta cayendo el pelo, y no quiero que eso pase.

-Amigo mio, veale el lado bueno, ya no tendra que peinarse en las mañanas.



Y despues de arreglar detalles en el auto cierra el cofre y le pasa la cuenta al triste Mario Lopez, quien se retira meditabundo.



Otro dia se le ocurre ir al bar que frecuentaban sus amigos, pero solo halla al barman de siempre, asi que le dice:



-Estoy triste...muy triste.

-¿Usted triste?, a ver digame por que.

-Es que no me gusta la camioneta que tengo, yo siempre he ambicionado tener un auto de lujo, como un Mercedes-Benz o un BMW, esos si son autos y no esa camioneta que traigo.

-Amigo mio, yo estaria feliz con un auto como el tuyo, yo apenas y si tengo una moto, y tu sabes lo peligroso que es andar en la calle con una moto.



Luego de tres tragos le dan la cuenta y el se tiene que ir por que ya es hora de cerrar el bar, asi que se tiene que tragar su tristeza.



Otro dia juega al futbol con los amigos en el parque y luego de estar en la porteria se le ocurre comentar a un compañero de trabajo:



-Estoy triste...muy triste.

-Pense que disfrutabas del juego manito.

-No es eso...es que yo siempre he querido jugar al golf en un club bueno, para saber que se siente

-Ay si tu, ya te nombran gerente regional y ya quieres ser como esa bola de estirados que solo van a clubes de lujo.

-No te ofendas pero es que tambien quiero estar en esos gimnasios, tienen tantas cosas buenas alli y se ve que son profesionales.

-¿Y tu para que quieres ir a gimnasios?, aca juegas con nosotros cada fin de semana y siempre traes tu bicicleta que esta muy buena, aca en el aire libre.



Pero a Mario eso no le importaba, y por estar pensando en esas cosa le metieron dos goles y el equipo de mantenimiento les gano a los ejecutivos 4-2, obviamente el resto de los ejecutivos se lo querian comer vivo.



Otro dia en el trabajo va a la cafeteria y alli se halla con otro de los gerentes regionales y despues de saludarlo le dice esto:



-Estoy triste...muy triste.

-A ver...cuentame.

-Diras que estoy loco, pero siento que mi mujer no es la que yo queria.

-¡Como!, si ella es muy linda, ya quisiera una asi como la tuya.

-Tu no entiendes, pero siempre quise tener una esposa rubia.

-Ahhh pero que bobo eres, tu mujer es bella y ademas cocina con muy buen sazon, asi deberia cocinar la mia.

-Y esa casa que tengo no es la que tenia en mente, yo quiero estar en una zona exclusiva.

-Y dale...en donde tu vives esta muy bien la zona y ademas bien vigilada, ¿que mas quieres?.



Pero Mario no escuchaba, estaba tan ensimismado en sus problemas que no se dio cuenta que su amigo gerente se habia ido a trabajar.



Y al llegar la noche, luego de estar con sus hijas y de ver que hallan hecho la tarea y de acostarlas a dormir, se metio a la alcoba con su bella esposa, ya acostados el se queda despierto y su mujer se da cuenta y le pregunta:



-¿Que tienes amor?.

-Estoy triste...muy triste.

-¿Por que?, ¿que te pasa?.

-Es que yo siempre quise tener hijos varones, y mira, tres niñas...

-Cielo, no es bueno renegar, ademas son muy lindas nuestras hijas.

-Si amor...pero la mas chica, Adriana, no puede caminar.

-Cariño, Dios sabe por que hace las cosas.

-Y luego solo tenemos un gato, cuando siempre quise tener dos peros pastor aleman.

-A las niñas les encanta tener a Ticho...y el les corresponde, sobre todo le gusta estar con Adriana, ella se pone contenta cuando lo ve.

-Tu no entiendes Isabel...

-¿Entender que?.

-Solo te preocupas por lo que ya tienes y no por lo que te gustaria tener, no sabes como me siento por dentro.

-¿Ah si?, pues me voy a dormir con las niñas, veo que esta noches estas muy amargado, ni siquiera escuchas lo que te digo, eres un egoista.



Y dicho y hecho, la mujer se fue a dormir con las niñas, y Mario se quedo solo, pensando en lo muy infeliz que era,



A la mañana siguiente se desayuno como siempre, dejo a las niñas grandes en la puerta para que se las llevara el autobus escolar y a las chica la acompaño hasta que llego el transporte especial para la escuela de rehabilitacion, luego quiso besar a su esposa pero al verla aun molesta por lo de la noche anterior se subio a su camioneta y se dirigio al trabajo, al llegar se estaciono y empezo a caminar a la entrada cuando de repente cae al suelo desvanecido, una empleada grito y otro compañero de trabajo pidio ayuda al guardia de la entrada, de inmediato mandan una ambulancia y lo suben a ella para traladarlo al hospital.



Pero Mario no se daba cuenta de nada, y al despertar estaba en una dimension extraña, todo alli era blanco, los techos, paredes, pisos, todo era muy hermoso y tambien muy silencioso, y a pesar de la blancura del lugar no sentia que la vista le lastimara, por el contrario, era la luz muy clara pero a la vez muy confortable, y en un extremo de esa estancia vio a un hombre pulcramente vestido de blanco, traje de tres piezas y corbata de ese color, pareceria que era normal a no ser por un par de enormes alas que salian de su espalda.



Mario se acerco al que pensaba era un angel y le pregunto:



-¿En donde estoy?.

-En el Cielo amigo Mario.

-¿Como sabes mi nombre?.

-En este lugar todo se sabe.

-¿Por que estoy aqui?.

-Por que estabas triste mi amigo.

-¿Y eso que tiene que ver con que este yo aqui?.

-El jefe decidio que era hora de que dejaras de ser infeliz en la Tierra.

-¿Ah si?, pues quiero hablar con tu jefe...ahora mismo, yo no puedo estar aqui, tengo trabajo que hacer.

-Bueno, vere que se puede hacer, esperame alla.



Tras lo cual el angel abre una gran puerta de la que sale una luz intensa y desaparece, luego de un rato vuelve a aparecer ese angel y le dice:



-Vaya que tienes vara alta...el Señor quiere verte.



Mario entra a esa habitacion y queda bañado en esa luz intensa, cuando por fin se acostumbra ve que alli habia una escalera y que al final de ella habia un punto de luz intensa, solo de verla acerto nada mas a decir:



-¡Dios mio...!

-Ese soy yo, hijo mio.

-¿Que hago aqui si se puede saber?.

-Pense que lo sabias Mario.

-Pues no...no lo se, asi que exijo una explicacion.

-Te lo dire de modo que entiendas Mario, tu estabas triste y decidi traerte aqui para que fueras feliz...asi de simple, ¿o hay otra causa que quieras saber?.

-Pero yo no puedo estar aqui, yo tengo un trabajo que hacer, familia por la cual ver, no quiero estar aqui, quiero regresar.

-Humanos...quien los entiende, tienes todo lo que te hace falta para ser feliz y no lo valoras.

-¿De que rayos hablas?, eso no era lo que yo queria.

-¿Ah si, pues que querias?, a ver, ilustrame.

-Primero, queria tener varones y en vez de eso me diste niñas, segundo, la madre de mis hijas es morena y yo la queria rubia, luego queria tener perros y en vez de eso tengo un gato esponjado, luego yo queria ser presidente de mi compañia y resulta que solo soy gerente regional, asi nunca podre tener ni auto de lujo ni la casa de mis sueños, ni tampoco podre ir a esos clubes exclusivos de los que tanto hablan los jefes en mi trabajo...ademas se me esta cayendo el pelo, parezco tonto viendome calvo.

-¿Eso es todo Mario?, ¡que decepcion!.

-¿Que?, ¿decepciodado tu?, ¡si soy yo quien esta decepcionado de ti por no darme nada de lo que yo queria en esta vida!.

-¿Y nunca se te a ocurrido pensar que eras tu quien me debia tener feliz con lo que te he dado?, ¿nunca lo habias pensado asi?.



Eso era algo que Mario no esperaba, Dios esperaba algo de el, ¡que locura!, y sin embargo estaba confundido, asi que le pregunto:



-¿Tu esperabas algo de mi?, ¿pero que te puedo dar si solo soy un hombre simple?.

-Es muy simple Mario, te mande una mujer morena para que supieras apreciar que la belleza de una mujer no reconoce color de piel, ademas cocina muy bien y canta muy bonito junto con tu hija, ¿o me equivoco?.

-Bueno, eso te lo reconozco, pero ahora que tocas el tema de mi hija dime, ¿por que ella no puede caminar?.

-Ella es asi por que quise que vieras el significado de ser luchador, tu hija es una luchadora, ella desea con toda su alma caminar algun dia, y aunque los esfuerzos la dejan agotada no se le borra la sonrisa del rostro por que sabe que siempre hay un mañana, y se que cuando lo logre va a ser gracias a ella... que mantiene la fe en mi... y creeme, su esfuerzo sera premiado.

-Bueno...pero, ¿y de lo demas?.

-Esas son cosas baladies, un auto de lujo no te serviria de nada si solo lo vas a estar cuidando que nada le pase, pero una camioneta es muy buen vehiculo, asi puedes llevar a toda tu familia a donde sea con todo y la silla de ruedas de tu hija, ademas el gato es buena mascota, tu casa es espaciosa, tu bicicleta es muy util para que hagas ejercicio, ademas estan tus amigos que juegan contigo cada fin de semana al futbol, tienes un buen trabajo, tienes mas de lo que cualquiera desearia.

-Mmmm...no se, tal vez tengas razon...

-¿Tal vez?, ven aca que te quiero mostrar algo.



Asi que le pide que mire hacia una pared de la que sale una enorme pantalla, como las de la policia, y le pide que mire con atencion, alli se ve a su mujer acompañada de algunos compañeros de su trabajo que le acaban de avisar que estaba en el hospital, luego la imagen va al hospital y alli ve a su esposa llorar junto a sus hijas, un medico le ha dicho que su esposo acababa de sufrir un infarto y que podia morir en cualquier momento...a menos que hubiese un milagro.



Mario siente pavor ante esa idea y mientras le corren las lagrimas al ver el sufrimiento de su familia escucha que Dios le pregunta esto:



-¿Aun quieres tus deseos frustrados o deseas regresar con los que te aman?, tu decides Mario, alla abajo hay gente que sufre...

-¡Señor te lo imploro, ya no quiero nada de lo que te reclamaba, regresame a mi familia!, soy un idiota, ¿como pude ser tan ciego?.

Y Mario cayo de rodillas, habia caido en la cuenta de que tenia todo y el lo estaba echando a perder, y el Señor, conmovido ante esa muestra de humanidad le concede el deseo de volver, pero antes le pregunta algo mas:

-¿Deseas algo mas?, mira que te voy a mandar de regreso con tu familia.
-¿Podrias hacer que me salga pelo y que las Chivas ganen este año el campeonato?.
-No me presiones Mario...
-Esta bien, esta bien...solo bromeaba...y gracias por la oportunidad.
-Hasta pronto Mario, y recuerda: te estare vigilando.

Mario regresa a su cuerpo y reacciona, ante la incredulidad de los medicos que ya lo daban por muerto, y corren a avisar a su esposa que entra al cuarto como poseida y lo abraza y lo besa junto con sus hijas, aquello era de verse y no creerse.

Luego de unos dias en el hospital Mario regresa a su casa a disfrutar de la exquisita comida de su bella esposa, y junto con su hija Adriana canta las canciones que ella toca en su guitarra, y juega con sus otras hijas, y cuando el gato Ticho se sube a sus piernas el le acaricia su esponjado pelaje, y ahora ve su trabajo con nuevos ojos, y sus compañeros lo notan cambiado, y se lleva mejor con ellos.

Y en algun lugar alla arriba al que llamamos Cielo, Dios se asoma por un ventanal y le dice a su angel asistente:

-Ahora ya me siento feliz, obre un milagro con Mario, pero por si las dudas, mantenme informado de todo, ¿entendido?.
-Si señor.

Moraleja: aprendamos a ser felices con lo que tenemos y no con lo que podriamos tener, recuerden que Dios nos ve todos los dias...hasta pronto y felices fiestas.

No hay comentarios.: