sábado, diciembre 15, 2007

DE MADRE HERIDA A CRUZADA POR LA JUSTICIA: LA INCREIBLE HISTORIA DE ISABEL MIRANDA


El nombre tal vez no les diga mucho pero si les pusiera que esta mujer ha hecho, completamente sola, toda una titanica labor para destrabar los engranes de un sistema judicial mexicano que se negaba a hacerle justicia tras el secuestro de su hijo, Hugo Alberto Wallace, y de, literalmente enfrentar al asesino y secuestrador de su hijo, para entregarlo a las autoridades, entonces estamos frente a toda una mujer, en el sentido mas amplio de la palabra, he aqui como fue todo esto:

Hugo Alberto Wallace era el primogenito de Isabel, era divorciado y vivia solo en su casa del Distrito Federal, pero eso no le era impedimento para vivir la vida y ser todo un empresario joven a los 35 años, tenia un equipo de futbol americano llamado Escorpiones y, ante todo, era muy abierto y le gustaba trabar amistad con todo el mundo.

Pero todo eso habria de cambiar para mal.

El lunes 11 de julio de 2005 Hugo se despide de su madre y sale de su casa, antes, su madre le habia pedido que la ayudara a llevar al dia siguiente a su abuelo al hospital para que le operaran de una hernia, asi las cosas llega el martes y Hugo no aparece, asi que Isabel marca al celular de su hijo para saber por que no habia acudido como acordaron pero no responde, pide entonces a su otro hijo, Roberto, que busque a su hermano a su casa, este llega pero no lo encuentra, pero si encuentra el celular de Hugo, lo cual parecio extraño por que el no se desprendia de ese aparato para nada.

Ya desesperada Isabel marca a cuanta delegacion de policia y hospitales se le ocurrio pensando que a su hijo le haya pasado algo malo, entonces se concentra en el celular, mira el menu de llamadas y halla que una de las ultimas habia sido para una mujer y tambien habia el numero de unos cines donde su hijo habia reservado entradas, llama al numero de la mujer y esta le informa que Hugo ya iba a Plaza Universidad la noche del lunes por la noche en su camioneta y que iba acompañado de una mujer muy atractiva que recien habia conocido, este dato lo confirmò un amigo de Hugo, Mario Ramirez, luego de esta platica con los dos, Isabel va a Plaza Universidad y pide al servicio de seguridad que le proporcionen los videos de vigilancia para detectar que fue lo que paso a Hugo pero le son negados con el argumento de que para eso debia tener una orden judicial con denuncia de desaparicion de persona.

Ella decide apoyarse en su familia para hallar a su hijo y el chofer de la familia recordaria que habia llevado, una semana atras, a Hugo a buscar a una mujer rubia y alta en la avenida Insurgentes, hicieron la pesquisa sin resultados, nadie la conocia, mientras tanto sus familiares habian hallado la camioneta de Hugo abandonada, llena de aprension Isabel interroga a todos los vecinos del lugar y uno menciono un edificio cercano donde antes habia visto esa camioneta en la calle Perugino 6, y se sabia que ese lugar era frecuentado por mujeres guapas, se fueron pues a ese sitio y alli un niño menciono algo de que hubo pleito la noche anterior con gritos y balazos y que los vecinos estaban molestos, incluso dijo que su madre debio lavar unas manchas de sangre de las escaleras.

Para eso ya habia llegado la policia para las indagatorias y trataron de ver a ese niño pero en vez de el salio una mujer que decia ser la madre de este y negó todo, y a manera de burla le dijo a Isabel que mejor se conformara por que a lo mejor su hijo se habia ido con alguna de esas mujeres.

Desde entonces Isabel inicio a su investigacion ante la apatia de las autoridades, usando recursos propios, familia y autos, vigila a las mujeres del edificio y ninguna se ajusta al perfil que buscan, pero logran una pista: una de esas mujeres trabajaba de bailarina con el grupo musical Clìmax, tambien averigua que habia un sujeto que se hacia llamar Cesar Antonio Hernandez, que se decia policia judicial y que siempre tenia lios con los vecinos.

Entre tanto la investigacion seguia y 37 dias despues de que Hugo se esfumara le llegò a Isabel una foto de su hijo, vendado, desnudo y con una nota en donde se pedia 950,000 dolares por su rescate, el trato era que si la madre aceptaba entonces mandaria publicar en el periodico El Universal una esquela de difuntos con un mensaje en clave, ademas deberia abrir un sitio web para negociar el trato, sin policias o la hija de Hugo moriria, ella acepta pero a condicion que le dieran una prueba de vida, que le dijeran como se llamaba la maestra favorita de Hugo en la primaria, tras esto se corto la comunicacion con los plagiarios.

Pasò el tiempo y la madre decide ante la falta de llamadas de los captores mandar la foto de Hugo a la Procuraduria de Justicia del Distrito Federal y tambien a la P.G.R., luego le llegaria a Isabel una llamada de un sujeto que de manera airada reclama que habian quedado en que no habria policias en esto, ella exige hablar con su hijo y tras una blasfemia de este sujeto le corta la llamada, tras esto Isabel exige saber a la policia cómo se supo que ella habia acudido a ellos y solo atinaron a responder que siempre hay complices infiltrados que averiguan todo.

Asi pasò el fin de año de 2005, y para el inicio de 2006 Isabel tomò la decision de ya no hablar con la policia y llevar adelante su investigacion propia para dar con Hugo, antes hablo una vez mas con la policia pero solo para que le dijeran que no tenian pistas del caso, luego de esto se concentra en la pista mas certera que tenia: la bailarina de Clìmax, por medio de internet averigua todo lo relativo a ese grupo musical y les pide que le manden fotos de ellos para hacer una "contratacion" para una supuesta fiesta privada y enseñar al "festejado" las fotos de las bailarinas para "animarlo", una vez en su poder fue al edificio de Perugino 6 a mostrar las fotos a los vecinos para ver si reconocian a alguna de ellas y el resultado ahora fue positivo, incluso el chofer de la familia recordo al ver la foto que ella era la mujer que recogieron Hugo y el en la avenida Insurgentes, su nombre: Juana Hilda Gonzalez.

Mientras tanto Isabel se concentra ahora en el policia judicial que, ahora sabia, era acompañante de Juana y al parecer su amante, averigua todo sobre este sujeto en varios estados y de la Procuraduria de Morelos le llega el dato de que ese hombre no se llama Cesar Antonio Hernandez, ese era un alias, su nombre reàl era Cesar Freyre, le mandan la foto del susodicho y una advertencia de que tuviera cuidado con el por el alto grado de peligrosidad con que solia conducirse, mientras tanto llegan a la casa de Isabel llamadas anonimas de muerte, aun asi ella persiste.

Haciendo una labor de espionaje digna de la F.B.I. Isabel logra localizar a Freyre y a Juana en un domicilio de la ex-hacienda Coapa, luego averiguaria que Freyre frecuentaba la delegacion Iztapalapa y ella se dirige hacia alla para hacer labor de vigilancia disfrazandose y asi logra saber que existia una ex-novia de Freyre llamada Keops Salazar, edecan de un restaurant de lujo de la Zona Rosa.

El dia 10 de enero de 2006 Isabel, desde su escondite de la ex-hacienda Coapa, llamò a la A.F.I. para atrapar a la pareja que ya habia llegado a su casa, pero al llegar los agentes Freyre habia escapado pero se logra la captura de Juana Hilda, frustrada, Isabel revuelve pistas para ver como hallarlo y va a vigilar a Keops, la ex-novia, va al retaurant lujoso y se hace pasar como cliente y platicando con los meseros se enterò que ella de irìa a El Salvador a fines de enero acompañado por un novio para vivir en ese pais, y ese novio no era otro que Cesar Freyre.

Para fines de enero se da el golpe, en la calle Obrero Mundial, colonia Del Valle hallaron a Keops con Freyre frente a una tienda de abarrotes, impunemente, exhibiendose, Isabel fuera de si va y encara al tipo exigendole saber donde estaba su hijo y Freyre responde desesfundando una pistola, el hermano de Isabel, Roberto, alarmado por como ya iban las cosas, toma por sorpresa a Freyre y lo obliga a soltar el arma ante el terror de los vecinos que temian un tiroteo alli mismo, afortunadamente pasaba una patrulla de la policia de DF y sus elementos arrestan a Freyre y a Keops.

Ya con los implicados encerrados se procede a interrogarlos y alli sale a relucir la version de Juana Hilda en el sentido que ella fue el anzuelo para acercarse a Hugo Alberto Wallace, fue una declaracion dramàtica por que ella afirmaba que desde que mataron a Hugo (asi se supo què le habia pasado y por qué no se daban pruebas de vida) este se le aparecia en sueños y le pedía que le dijeran a su madre lo que pasò , y alli menciona a otros complices, estos eran Jacobo Tagle y Brenda Quevedo, quienes junto con Freyre y los hermanos Tony y Alberto Castillo somete a Hugo pero éste opone fiera resistencia y los insulta exigiendo lo liberaran, pero es golpeado bestialmente y de alli lo encierran en el baño del departamento de Juana Hilda, alli sufre de convulsiones a causa de los golpes y posteriormente moriria, ante esto le toman la foto que le mandaron a Isabel para exigirle rescate y luego lo desmembraron para luego meterlo en bolsas negras y luego ser llevado a un lugar desconocido, Freyre niega haber llevado los restos de Hugo y se cree que fué Jacobo quien se deshizo del cuerpo.

Isabel usa una vez mas su astucia y manda el dia 9 de febrero de 2006 poner anuncios espectaculares para atrapar a los complices fugitivos Brenda, Jacobo, y los hermanos Castillo, la estategia da resultado y se logra atrapar a estos ultimos, y gracias a la persistencia de Isabel se logra la captura, el dia 26 de noviembre de 2007 de Brenda Quevedo en Louisville,Kentucky.EUA.,quien se hacia pasar como Nadia Vazquez y tabajaba en un restaurant de aquella ciudad, Brenda intenta protegerse y pide asilo politico aduciendo que en Mexico se le persigue politicamente, se espera que este recurso no prospere gracias a que ella tenia la llamada "Ficha Roja" de la INTERPOL Mexico y su contraparte estadounidense para efectos de procesamiento sobre su estancia en el vecino pais y su posterior deportacion para que responda a los cargos en su contra.

Solo le queda uno a doña Isabel, ese es Jacobo Tagle, es quien se supone sabe donde quedaron los restos de Hugo, se cree que lo protegen personas de mucho poder y por su origen judìo es posible que tal vez estè escondido en Israel, pero aun falta por confirmarse este dato.

Hace poco en una entrevista a TV Azteca Isabel, en medio de lagrimas, menciona que para ella ha sido la muestra de amor mas grande que le puede hacer a su hijo pero que aun no puede darse por satisfecha por que aun debe saber en donde esta su hijo para darle sepultura, y que apenas ella lo sepa ya podra descansar tranquila y teniendo a buen recaudo a quienes participaron en el secuestro y asesinato de Hugo, y como ultimo dato a Keops Salazar se le libero bajo las reservas de ley al no probarsele nada que la vinculara con el caso.

Este es un caso triste pero tambien esta lleno de coraje y una enorme necesidad de hacer que las instancias judiciales sean libres de corrupcion y de que sean lugares en donde la justicia sea expedita y sin contratiempos, que quienes se quieran servir del poder para delinquir sean tratados con todo el rigor de la ley, que tanto padres como madres no queden en el desamparo ante la violencia, ante la cobardia de unos pocos, ante unas autoridades que se cruzan de brazos.

Yo me pongo de pie ante esta gran señora y ojala que mas mexicanos tengan esas agallas que ella ha mostrado para hacer que la justicia prevalezca, le pese a quien le pese.

Les dejo el correo electronico de esta valerosa mujer para quienes se interesen en su caso y como ayudar a acabar con el flagelo del secuestro, esta es la direccion: altoalsecuestro@yahoo.com.mx

Hasta la proxima nota.

No hay comentarios.: